Su padre es el oboísta Jorge Layana, mientras que su madre, Claudina Izurieta, y su hermana mayor, Claudina Layana Izurieta, son pianistas. Y aunque en la infancia tuvo más contacto con los instrumentos que ejecutaban sus familiares, ellos mismos prefirieron que se inclinara por uno distinto.

Fue entonces cuando a los 6 años, Albita Layana Izurieta recibió un regalo de su papá: un violín (que aún toca). La pequeña quedó “enamorada a primera vista” de este y empezó a recibir clases particulares con la polaca Úrsula Izak.

Luego tuvo como maestros a los ecuatorianos Fanny Viteri y Jorge Saade en el Conservatorio Nacional de Música Antonio Neumane; y su profesor desde hace seis años ha sido el también ecuatoriano Iván Fabre, uno de los concertinos de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil.

Alumnos de Fundación Huancavilca continúan con los Vacacionales y preparándose para la gran Clausura de los mismos.

Coliseo del Colegio Modesto Carbo el pasado Sábado se realizó los ascenso de cintas a los estudiantes de la escuela de Artes Marciales  J. Luis Marquez – Fundación Huancavilca.